¿Ovejas perdidas u ovejas asadas?

Un campesino tenía unas ovejas y no las cuidaba siempre muy bien, por lo cual era constantemente víctima del robo de sus animales por parte de forasteros y lugareños venidos a mal. Un día que se llevaron una de sus ovejas, salió a buscarla y después de caminar un buen trecho, se encontró con un hombre que preparaba un fuego en el que puso a cocer un animal que ya tenía allí trozado y sazonado.
El campesino le contó su situación sobre las ovejas perdidas y agregó: “No entiendo. ¿Qué se hacen? ¿Qué se hacen estas ovejas?”
A lo que el otro respondió. “Sí, ¡que se asen! ¡Que se asen estas ovejas!”

Acerca de Clara Sotelo

Born in Bogotá, Colombia. Studied and specialized in languages--maternal and foreig, anthropology, feminism, literature, social change and justice, environmental issues, and more.
Esta entrada ha sido publicada en Comentarios linguísticos. Agregue este enlace permanente a sus marcadores.

Los comentarios están cerrados.