SOL-EDAD

La carne todavía joven a los 60

La carne todavía joven a los 60

He andado por la geografía de este cuerpo
Que antaño me trajera regocijos…
Cuyos mares ya desbordaron sus orillas
Y en cuyos valles ya no retozan tus mejillas

Entro en la calma ilesa de mis volcanes
Apagados, instalando una vez más el fuego
Fértil, soleando entre mis llanuras tu semilla
que unida con la mía ya floreciera en mis solares.

Y no cabe duda que es mi sol el que ahora
Acompaña la flor en su reapertura y acepta
Esta sol-edad que me deja acompañada de mí
Misma; gozándome calmada y sin vergüenza.

Ahora, hacia el final es que mi piel comienza
A recordar la vieja fantasía del ensueño sexual
De la carne febril, lanza en ristre erecta, firme
Y la puedo volver a revivir con una mente libre.

Acerca de Clara Sotelo

Born in Bogotá, Colombia. Studied and specialized in languages--maternal and foreig, anthropology, feminism, literature, social change and justice, environmental issues, and more.
Esta entrada ha sido publicada en Poemas. Agregue este enlace permanente a sus marcadores.

Los comentarios están cerrados.